Lo que -casi- nadie cuenta

sobre ciertas creencias sociales

Anuncios

Más de una vez, después de una vivencia personal, me ha venido a la cabeza esta frase: Lo que nadie cuenta. Me he propuesto ir contando lo que -casi- nadie cuenta porque veo en consulta el daño que hacen ciertos tipos de mensajes sociales. La immediatez actual -a un clic de todo- la llevamos a otros terrenos, haciéndonos creer que así es en todo. Estamos cultivando impaciencia en lugar de cultura del esfuerzo.

Si la sigues, quizás la consigues. Nadie te lo garantiza al 100%. Además está el azar, con el que casi nadie cuenta. Y existir, existe. Lo que es seguro es que si no te esfuerzas y persistes, no vas a conseguir casi nada. Que te esfuerces, no va a garantizar que lo consigas o, más bien, no como tú imaginabas. Lo que es seguro es que si no pones de tu parte y dejas tus asuntos en manos del universo (uno de esas creencias sociales), es como dejarle al caballo las riendas de tu vida. ¿Le dejarías al caballo que fuera por donde quisiera?

Si quieres emprender un negocio, ya te puedes ir poniendo en marcha porque son años de dedicación. Años, en plural. O si encuentras pareja, olvídate de Hollywood, y plantéate que el amor no es una inspiración divina, sino un trabajo; sí, digo trabajo. El amor es obrero.